Endless Story About Sun and Moon.

13 diciembre, 2016







Dicen que somos de aquellos que nos sienten nada más nacer. Que de alguna
forma nuestras vidas se ponen de acuerdo antes de venir al mundo y pactan
el momento exacto en que nos encontraremos. Dicen que nadie lo sabe.
 Pero en el fondo de nuestras mentes, de nuestras almas... ya lo sabemos.
 Por eso, nos sentimos nuestros nada más vernos.

Nada es casual y alborotado aunque así lo parezca. Escribimos nuestra historia
 mucho antes de nacer, elegimos quiénes serán las personas más importantes
que conoceremos, las experiencias que más nos harán crecer, los reencuentros
 con almas gemelas e incluso los lugares donde sucederá. Nada que
 no hayas escogido antes espera por ti.

Entonces vivimos. Y vivimos sin saber, creyendo que la vida nos sorprende una
 y otra vez, con aventuras fantásticas de las que siempre tenemos cosas que aprender.
Con personas que nos enseñan justo lo que más falta nos hace saber, con almas
que nos ayudan a crecer. Nadie lo sabe, todo ello lo escogimos antes de nacer.

Por eso dicen que somos de aquellos que ya nos sienten al nacer.
 De aquellos que aguardan al momento de encuentro que pactamos.



"Y de repente llega el día. Un día en el que conoces a tu todo. El todo que
 te hace soñar, que convierte tus martes por la mañana en sábados por la tarde. 
Esa persona con la que no tienes secretos, por la que andarías kilómetros, pero a su lado. 
Que aunque se vaya y pasen mil personas más por tu vida, nadie puede reemplazarla, 
nadie te hace temblar igual. Y pase el tiempo que pase, la recuerdas. 
Tu cabeza la recuerda. Y tu corazón no piensa en otra cosa".





No hay comentarios: