DIECISÉIS

31 diciembre, 2016


Por mí,   por tí ',   por todos mis compañeros y por mí el primero.

Erre que erre con que iba a ser mío. Me empeñé tanto que la vida me dio lo mejor en todos los aspectos.


En efecto, puedo decir que ha sido mi año, como lo fue mi 13. Puse todas mis ganas, fuerza y energía en que lo fuera y el universo hizo honor a mi palabra y no quiso desmerecer mis pensamientos. No pasó por alto nada. Nada que no tuviera que estar, todo lo que sí tenía que llegar. Se encargó de orquestarlo todo y, como por arte de magia, fue sucediendo.

–¿Quieres que sea tu año? Pero, ¿de verdad quieres que sea tu 16? ¿De verdad lo tienes muy, muy, muy seguro? – Inquirió.

Desde mi más pura inocencia contesté convencida –  sí, sí, SÍ... quiero que sea mi 16, el número en que nací. Lo quiero así.

Lo identifiqué como mío con tanta convicción que desde ese instante todo cambió.

El universo insistió una vez más midiendo mis fuerzas:

–Pero, ¿lo quieres al 100% bueno? –Me vio tan decidida que por fin lo confirmó– Yo te voy a dar todo lo bueno en el 2016. De hecho no habrá nada malo en él, tienes mi palabra.

Y entonces lo hizo, empezó de la manera más bruta. Precisamente la que menos cabía esperar para un año donde todo se esperaba bueno. Entonces me separó de él y despejó todas las dudas. Lo despejó todo. Lo puso muy claro. La vida era incapaz de darme algo que no estuviera a mi 'altura', que no alimentara mi alma, que no me hiciese aspirar a más, que me apartara de aquello que había venido a hacer. Costó y sobre todo dolió. Dolió como nunca. Y como nunca viví después.


Era bueno, estaba claro que lo era aunque no lo viera. GRACIAS infinitas a ti y a él.




Complicado, duro, emocionante. Triste, alegre... a partes iguales.
Divertido, largo, delicado, ejemplar, repleto de sorpresas geniales, 
de otras un pocas amargas también. Pero sobre todo sabio como 
ningún otro en mi vida. Así ha sido mi 16. 
Aún no se ha ido y ya lo recuerdo con cariño.



London Grammar - Strong  ⏯







No hay comentarios: