BAADAYE. 32 / 44.

12 octubre, 2016




Anclada a ti en cuerpo y alma.

Nos separan kilómetros de distancia pero estoy más allí que aquí, más contigo que sin ti.

Me cuesta pensar que no voy a verte, hacerme a la idea de que ahora no tocas.

El corazón de las personas pertenece a quienes lo hacen sentir puro. No hace falta atarlo ni retenerlo. Así es que, entre tantas idas y venidas, ella siempre volvía. Podría no hacerlo; probar más opciones, sentir otros sabores, descubrir nuevas alegrías...  y aunque así lo hacía, de cualquier modo, siempre volvía. Al mismo sitio, al mismo centro, al hogar al que pertenecía. En ningún otro lugar era tan ELLA como allí.

                              B a a d a y e



No hay comentarios: