DANCE, DANCE, DANCE. 11 / 44.

18 mayo, 2016



                                                                      Marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso.



Tras un tempestuoso marzo y un abril lluvioso y gris donde llorar era el pan
 nuestro de cada día, amanece mi mayo. Llega con una pizca de retraso pero 
huele a flores. Como el refrán augura: florido y hermoso.

Empiezo a ser consciente de todas las maravillas que me rodean. Y son muchas, una infinidad, mire por donde mire. Mientras lo escribo mi sonrisa dice que ella también lo sabe. ¡Qué de cosas bonitas! Tengo ganas de todo. Hasta de lo que no tengo. Danzar y danzar, horas seguidas, de noche y de día, por las calles, por los bosques... cualquier pista es perfecta. En serio, PERFECTA.

Me voy sintiendo poco a poco. Volviendo a reconocerme: Guau... ¡Esa sí que soy yo!

Gracias







No hay comentarios: