SIN AIRE. 1 / 44

09 marzo, 2016




Sumergida en un silencio que paraliza.
Por unos instantes ahogarte, perder todo
 el aire que llevas en tus pulmones, 
se vuelve delicioso.


E indispensable.





Es tan intenso el dolor que tu cuerpo se mantiene inmóvil.
 Tu voz se detiene, deja de narrar secuencias. Y aunque sientes
que ya ni siquiera respiras, te emociona la idea
terrible de saber que sigues estando.


En un mar de sensaciones marcado por el susurro
incesante de cada uno de mis latidos. Mi corazón
 se empeña en transmitirme fuerza,
en inundarme de vida.




No hay comentarios: