HIDDEN TREASURES: FINDING NEVERLAND.

25 noviembre, 2013


"You is kind. You is smart. You is important".
  
                                           Aibileen Clark

                                                                                                                25N.  Día Mundial contra la Violencia de Género.


Pasaban los días y seguía escondida, encerrada y muda. Cogía aire, abría la boca y gritaba con todas mis fuerzas. Pero no proyectaba ningún sonido. Nada se oía.

Silencio

Silencio y más silencio.

Un silencio todopoderoso, que te sobrecogía, que te paralizaba y te mantenía aislada en aquel infierno. Un silencio atroz que ocultaba lo evidente, que se alargaba en el tiempo eternamente y que me iba vaciando lenta y dolorosamente. Miedo. Ansiedad. Sensibilidad extrema. Culpa. Desesperación. Angustia. Debilidad. Dependencia. Vergüenza. Aislamiento. Irritabilidad. Dejadez. Pasividad.

La vida se detenía. Dejaba de tener sentido, al menos para mí. Entonces, estaba más muerta que viva.



"Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en su cabeza".
                                                                                                                                    Antonio Machado.


Aquello me enseñó. Me hizo entender lo grandes que somos. Nosotras. Hay tantos tesoros encerrados en baúles... Un baúl que nadie más que nosotras mismas podemos abrir. "Tú eres buena. Tú eres lista. Tú eres importante". Eres magia pura y nadie, por fuerte que se muestre, puede apagarte. Hay un sinfín de ilusiones, momentos y emociones que te pertenecen y te están esperando. Tienes que confiar en ello; en ti, en lo fuerte que eres y puedes llegar a ser.

La oscuridad del baúl te tiñe de negro, te consume y te cubre de un millón de heridas internas, invisibles a los ojos de los demás pero palpables por los tuyos. Por eso es tremendamente peligroso, porque nadie se da cuenta del goteo lento e incesante que está acabando contigo. Es difícil reunir fuerzas para abrirlo y salir de él cuando estás completamente acabada y el miedo te paraliza.

Ser conscientes de ese halo especial que llevamos con nosotras mismas hará que cojamos impulso y saltemos muy, muy lejos. Para mí, estas imágenes, son un logro interno y personal de satisfacción plena por volver a sentirme; en medio de una paz inmensa. En ellas se refleja mi halo. Quizá, ahora, tú no puedas ver el tuyo, pero lo tienes. Con ello te animo a que, una vez hayas decidido abrir el baúl y destapar el tesoro encerrado, hagas una fotografía que te lo demuestre.

Creo en ello y creo en ti porque eres infinitamente poderosa.






1 comentario: