DON'T MAKE A SOUND

26 octubre, 2013


Días de verano.




Días de verano en los que no existen horas, minutos o fechas. Sólo momentos. El tiempo se detiene y puedes hacer todo cuanto quieras.

Días de verano en los que te sientes tremendamente afortunado por vivir y tener, justo y exactamente, lo que tienes. No más.

Días en los que eres infinitamente feliz con cosas insignificantemente pequeñas.

Días que querrías extender y alargar todo un año.





No hay comentarios: