HIDE & SEEK. 25 / 44.

24 agosto, 2016




Tiempo al tiempo.
Y el tiempo hizo todo.



No me veo igual.


Escondida, apartada y en paz. Mis ojos, mi mente y yo hemos tomado por costumbre jugar al escondite. Y lo hacemos los tres juntos. Nos gusta demasiado, de hecho jugamos a todas horas. Hemos perfeccionado tanto la técnica que, el otro día lo hablábamos: ya no sabemos vivir sin pasar desapercibidos.

Es una especie de invisibilidad que te mantiene presente pero a la vez fuera de escena. ¡Nos encanta!

Nadie nos ve y lo vemos todo. Nos mantiene al margen y eso nos da ventaja para poder opinar y comentar la escena desde fuera, con calma. Todo se vuelve película. Secuencias que puedes ver, rebobinar, parar y volver a reproducir una y otra vez, las veces que quieras. Es bien entretenido porque además, tenemos una filmoteca infinita y estrenan obras de teatro a cada rato. Recientes, de este año, del pasado, de hace unos cuantos o incluso actuales, de ahora mismo.

Hemos llegado a morirnos de risa con escenas que en su día nos consumieron de vergüenza. Cada uno tiene su propia versión de lo ocurrido y es divertido compartirlo aunque al final el punto en común sean risotadas sin medida.

Desde aquí dentro se ve todo con tanta claridad que no queremos salir del escondite.

No sé cómo pero al final siempre estamos de acuerdo.



Y no,
ya no lo vemos igual.





SINCRODESTINO. 24 / 44.

17 agosto, 2016





Entran en escena para salir de ella justo en el momento indicado. Aparecen, coinciden y dan en el clavo... Son tan rematadamente punteras que, efectivamente puedes confirmarlo por ti misma: no son fruto de la aleatoriedad. Tan inteligentemente mágicas que es imposible que no hayan sido creadas especialmente para ti.

Así es. No existe la casualidad si no la causalidad. No hay coincidencias. Todo es a propósito aunque nos parezca una locura.

Todo es y nada se explica.

Nos empeñamos en tratar de comprender lo "incomprensible" a nuestros ojos para poderlo afirmar como realidad. Y lo que no pasa el filtro del raciocinio lo tachamos de mágico e ilusorio. Pero la única realidad es que nos limita una dimensión física que nos impide recordar quiénes somos. Y siendo reducidos es normal que consideremos que la magia no tiene cabida en nuestro mundo.

La vida nos habla, nos está diciendo cosas constantemente, nos envía mensajes. Nos los pone frente a nuestros ojos. A veces insiste, lo intenta una y otra vez. Y lo hace siempre, la escuchemos o no. En muchos de ellos está la clave a infinidad de "problemas" con los que nos complicamos el día a día. En muchos otros las señales del GPS indicándonos la dirección que debemos tomar en el próximo desvío. Y en otros tantos, pequeños guiños que nos reconfortan el alma. Pero no, nosotros seguimos sin creer en la magia, en lo que en realidad somos. Podremos enfermar, toparnos trescientas veinticinco veces con la misma fatalidad o seguir buscando respuestas en la mente social que es la que "sabe". Seguiremos creyendo que todas estas cosas nada tienen que ver con nosotros: son circunstancias que así, casualmente, han llegado hasta mí.

Todos esos mensajes que se nos desvelan en forma de coincidencias, enfermedades, sensaciones y pálpitos de la intuición están hechos para nosotros. Y sí: exclusivamente para nosotros. Una vez que llegas y lo entiendes es divertidísimo vivir. De hecho, puedes volver la vista atrás y vueles al momento que vueles te sorprenderás de cuantos sincronismos inteligentes te rodean. Te paras, escoges entre aquello que a simple vista parece pura casualidad, analizas y voilà... ¡ahí lo tienes!


En serio, la vida es mágica y divertida.






MOON OF MY LIFE. 23 / 44.

10 agosto, 2016






La cosa más bonita del planeta. 
De principio a fin


Estuvo cuando empezó todo, siguió cuando tocaba a su fin y, a día de hoy, continúa a tan sólo tres centímetros de mí. La cosa más bonita del planeta tiene alma, amor infinito y una capacidad extraordinaria de sentir lo que tú también sientes. De tocarte y hacerte sanar. Vivió lo bueno y sufrió lo malo conmigo a la vez. Mi propia sombra día sí, día también. No hacía falta mantener largas conversaciones para entender que algo no iba bien. Él lo sabía y se quedó conmigo.


Muchas mañanas,     muchos momentos,     muchas experiencias.

Las mismas,            los dos,                a la vez.


Todo a la par. 
A la mejor par que puedo entender.


Llegar a casa, derrumbarte y que tu único consuelo sea tumbarte en el suelo junto a él. Me ha visto cuando nadie más lo ha podido hacer. La cosa más bonita del planeta me ha enseñado a ver con otros ojos cosas que antes no alcanzaba a ver. Ha cambiado mi mundo y mi manera de entender. Me ha hecho más como él y no hay cosa que más le pueda agradecer.


 La cosa más bonita del planeta.






LEER Y LLORAR. 22 / 44.

03 agosto, 2016





Leer y llorar.

Leer y darte cuenta de que todas esas señales y mensajes que has recibido
desde pequeña son reales. Que, de alguna manera, llegaste con ellas
y han permanecido en ti hasta que has podido darles sentido y recordar.
Entenderlo todo y... llorar.

Gracias por permitírmelo. 
Llego a pensar que eres alma gemela
y que, en esta vida, esto era lo que guardabas para mí.

Leer. Leer. Y llorar.
Saber qué he sido y qué me espera después.
Llorar de emoción.




Hay alguien especial para cada uno de nosotros. A menudo, nos están destinados dos, tres y hasta cuatro seres. Pertenecen a distintas generaciones y viajan a través de los mares, del tiempo y de las inmensidades celestiales para encontrarse de nuevo con nosotros. Proceden del otro lado, del cielo. Su aspecto es diferente, pero nuestro corazón los reconoce, porque los ha amado en los desiertos de Egipto iluminados por la luna y en las antiguas llanuras de Mongolia. Con ellos hemos cabalgado en remotos ejércitos de guerreros y convivido en las cuevas cubiertas de arena de la Antigüedad. Estamos unidos a ellos por vínculos de la eternidad y nunca nos abandonarán.

Es posible que nuestra mente diga: "Yo no te reconozco". Pero el corazón sí le conoce.



Brian Weiss.









HIS OWN DESIRE. 21 / 44.

27 julio, 2016





Hay palabras que calman y tierras que miman. Hay colores que gritan de emoción y verdades que lloran de dolor. Las mismas que sólo sabemos tú y yo. Hay rincones que arrinconan sutilmente la memoria y la ponen entre la espada y la pared. Espejismos e ilusiones traicioneras. Amaneceres que acuestan de nuevo y atardeceres que despiertan sin querer. Hay silencios largos que tienen mucho que contar; se pasarían horas hablando. Hay horas del reloj que detienen tu tiempo. Y hay instantes vividos que pesan tanto que te dejan marca sobre la piel.

En una vorágine y explosión de emociones difícil de entender.



His soul, his fire, his own desire.

                                                                                                        Creo en ti.








AHORA. 20 / 44 .

20 julio, 2016






TODO LLEGA,  NADA ESPERA.   TODO ES YA,  NADA SERÁ.


Por fin aquí.

Te llevo deseando meses. Soñándote día sí, día también. Pensándote en exceso. Se que no he respetado las reglas de tiempo presente pero las ganas de ti me podían.

Todo llega.

De aquí soy. Y de aquí me siento. Con toda una eternidad por delante, me tomo el permiso de aventurar lo que me espera (sin esperar) en un millón de flashes y destellos que, esta vez sí, me reservo para mí.

Merecido y esperado reencuentro.


                                                                                                                                             Seguimos haciéndonos fuertes.






PACTO DE ORO. 19 / 44 .

13 julio, 2016







Siento que hice un pacto con la vida. Inconsciente y sabiamente.
Las dos nos jugamos lo que por entonces eran nuestros mejores tesoros.

Siento que hice un pacto con la vida.

 Ella se llevó por delante todo lo que no necesitaba y más me dolía abandonar.
Y me lo cambió por lo que más falta me hacía y pereza y miedo me daba alcanzar.

Con el tiempo yo me entregaría a ella y a nadie más.



Cuando estamos alineados con nuestra verdadera misión en la vida, aquello que hemos venido a hacer y para lo que hemos nacido, todo rueda solo. No necesitamos ni siquiera pendiente, todo fluye. No has de preocuparte por conseguir esto o lo otro, aquello que necesitas o lo que te vendría bien para poder avanzar: LLEGA SOLO. La vida se encarga de proporcionártelo y proveerte de la mejor manera para que puedas llevarlo a cabo. Es parte del Pacto de Oro del que hablo y el mejor secreto que puedo compartir contigo.

Sólo hay una única condición indispensable: alinearnos con ello; creer en lo que somos y en el don que llevamos dentro. Sentir y saber con el corazón que has venido aquí para dedicarte a ello. Sin dudas, con firmeza. Y es bien fácil saber si estás encaminado o no porque debes sentir pasión por lo que a ojos del resto entiendes como trabajo.

Yo lo llamo Pacto de Oro porque todo lo que doy a cambio no es más que mi dulce entrega a aquello que verdaderamente me completa y me hace feliz por encima de todas las cosas. He nacido para dar luz a las personas. 

Es ahora cuando veo los reflejos dorados de aquel acuerdo que hace apenas unos meses firmé a ciegas, sin saber a dónde me llevaría. Pero por aquel momento mi intuición y yo ya empezábamos a mantener conversaciones serias y aquello me dio una pista.

La felicidad no reside en ningún aspecto externo a ti. No reside en lo que muchos se empeñan en alabar como "las pequeñas cosas" o "los pequeños instantes". No reside en las personas que te acompañan y, desde luego, la verdadera felicidad no dependerá de si compartes o no la experiencia, el momento o emoción con otra persona. Todo eso está a años luz y es una felicidad pasajera. Válida pero, a al fin y al cabo, incompleta. La verdadera felicidad, la felicidad eterna, de la que estamos hechos en esencia, tiene que ver con el estado de consciencia que adquieras en esta vida. Unos tienen la suerte de llegar a él antes, otros lo hacen más tarde, pero reside en todos. De igual forma que todos venimos a la tierra con un Don o encargo. El mismo que nos lleva a un estado de consciencia plena: pasaporte a la Felicidad.








WHAT GOES AROUND COMES AROUND. 18 / 44 .

06 julio, 2016



WHAT GOES AROUND COMES AROUND




Es difícil dar con ellas pero últimamente en mi entorno aparecen solas. Ni siquiera las tengo que llamar para que hagan acto de presencia: ni las busco, ni las pienso. Unas lo hacen de manera fortuita, otras de forma esporádica e incluso algunas llegan para quedarse un ratito más largo y marcar una veta bien grande en tu piel de madera. Pero lo genial de todo esto es que no esperaba a ninguna de ellas. Han llegado sin avisar. Tocaron el timbre y desde luego me pilló por sorpresa.

Siempre me ha costado horrores encontrarlas. Estaba convencida de que vivían tan sumamente escondidas que directamente las di por perdidas. Pero no: existen, las siento cerca y nada es casual y fortuito. Cuando nos amamos con todas nuestras fuerzas aparecen. Y lo hacen para recordarnos que atraemos justo lo que somos. No podemos hacerlo de otra manera ni aunque pretendamos lo contrario.

Si antes lo creía sin experimentarlo, ahora tengo fe ciega en ello a parte de un poder magnífico para crear conexiones entre aquellas personas que son como yo.  Atraer sin pretender es MAGIA. Y es magia real porque no hay mayor verdad que la que tú creas. Tú lo estás haciendo todo.


Tanta gente genial, tanta palabra sabia, tanta alma bella que ya no veo nada más.

¿Dónde he estado metida todo este tiempo?






MISS SUNSHINE. 17 / 44.

29 junio, 2016






                                                                             Get up and dance
                                                  with flowers in your hair






Se llama Miss Sunshine y por alguna razón ha querido ser la número 17.
Insisto: estoy rodeada de magia.




Guapa por dentro. Pero esta vez bella por fuera también. 
Flores en el pelo y rayos de sol en mi piel. Siento cómo me visten y señalan. 
Lo que me había dejado olvidado y perdido en el camino lo he vuelto a recuperar. 

Para mí, más allá de ser una simple y bonita fachada adornada con colores es una caja hermética que ha estado completamente vacía tiempo atrás.







M M .

26 junio, 2016


MACRO - ÁFRICA- EK


Y entonces llegó él y el resto del mundo pasó a un segundo plano.
A un segundo, tercero, cuarto y hasta octavo plano.

Todo desapareció por completo.